Menu

Los campesinos tradicionales usan el producto de su cosecha para alimentarse y alimentar a sus animales, y lo que sobra lo venden en los mercados locales. También puede ser que los vendan a distribuidores que reúnen productos de varias parcelas.

Los agricultores modernos cuentan con formas de distribución en los que sus productos son comprados y llevados a las centrales de abastos para ser vendidos en los mercados. También las cadenas de supermercados compran cosechas a los productores, para después vender los alimentos en grandes tiendas.

Las tendencias a nivel mundial que marcarán la alimentación durante el año 2018 apuntan a un crecimiento de los alimentos saludables y sostenibles. Dado que la mitad de los europeos sigue algún tipo de dieta, una parte cada vez más importante de los consumidores comienza a demandar ingredientes, productos y combinaciones de alimentos que brinden beneficios físicos o emocionales.

¿Te has puesto a pensar que pasa con las nuevas tendencias gastronómicas y como impactan en el tema de ingredientes en las cocinas modernas?

Así se deduce de un reciente informe elaborado por el Observatorio de Healthia Certification —sello que acredita hoteles que ofrecen a sus clientes una alimentación saludable—, en el que se detectan doce tendencias que triunfaron en la alimentación en el año 2018.

El autocuidado gana posiciones. “En el futuro cada vez más consumidores buscarán ingredientes, productos y combinaciones de alimentos y bebidas que brinden beneficios nutricionales, físicos o emocionales que mejoren sus prioridades de autocuidado”. Por otra parte, “la aversión a ingredientes específicos está aumentando a medida que más ciudades, condados, estados y países aplican impuestos, requisitos de etiquetado y otras estrategias para crear conciencia sobre los posibles efectos nocivos sobre la salud del azúcar, la sal, las grasas saturadas y otros ingredientes que pueden evitarse”.

Pensar global, comer local. En muchos países existe la tendencia cada vez más acusada de elaborar platos creados con ingredientes que se obtienen a poca distancia. Uno de los personajes más representativos de este movimiento es el chef danés René Redzepi, que hace justamente eso en su restaurante Noma de Copenhague, designado en tres ocasiones como el mejor del mundo. Para muchos analistas, se trata de una corriente que continúa ganando adeptos en cada vez más restaurantes. La prueba es que el propio René Redzepi, el chef que con 25 años desafió a los críticos gastronómicos al apostar por los productos locales, ha querido que su nuevo restaurante Noma 2.0 esté rodeado de árboles y vegetación, cuente con un huerto urbano y disponga de un invernadero en el tejado para cultivar alimentos

Por ello la gran importancia de los pequeños restaurantes o centros de consumo que buscan ofrecer ingredientes que van del campo a la mesa y que hace que sean los mas grandiosos proyectos por lo que la gente se mueve en la actualidad, brindando seguridad en lo que consumen los gourmands.

 

Fuente: Global Food and Drink Trends 2018