Sabemos que debemos estimular todos los sentidos para generar esta emoción, sin embargo, lo comensales hoy en día suelen exigir mucho mas no solo en sabores sino en presentación, pero que tanto influye el sentido visual en los sabores. ¿Podemos separar los sabores de un plato solo con mirarlo entendiendo que el olfato constituye el 90% del gusto? Podría decirse que, si o al menos el cerebro se encargaría de generar esto que parece ser una separación de sabores, texturas o gustos con solo observar el alimento, Por ejemplo, si vemos un alimento de color verde nuestro cerebro lo asociara a otros alimentos verdes y esperará sensaciones de verduras o mentolados; ó si vemos un alimento de color amarillo nuestro cerebro lo relacionara con ácidos y frutas maduras.

Existen estudios de neurociencia que comprueban como responde nuestro cerebro ante el estimulo de la comida. Algunos resultados nos arrojan que

La comida nos emociona y en tan solo tres segundos tras probar la comida, el cerebro alcanza los valores máximos de activación emocional. Este estudio revela la existencia de una fuerte activación emocional e involuntaria en el cerebro, cuando vemos el alimento y cuando lo probamos, y en consecuencia se puede afirmar que la comida nos emociona.

Entonces, sí estudios como estos nos afirman que con solo mirar no emocionamos con la comida nos reafirma aún más la separación sabores en nuestra mente.

Sabores aprendidos, sabores por descubrir son aquellos que nuestro cerebro y cuerpo están esperando sentir día a día, la cocina nos regala un sin número de sensaciones inexplicables por medio de los sentidos.

Existen teorías donde la comida no solo alimenta el cuerpo sino también el alma buscando una sanación de la boca hacia la cabeza.  Otros tipos de alimentación recomiendan una dieta según nuestro RH, hasta evaluar corporalmente la estructura de nuestro cuerpo.

Si bien es cierto que todos somos diferentes como comensales, la cocina es un medio de comunicación para que un cocinero haga sentir lo que quiere.

Somos un mundo diverso en sabores, técnicas e historias de la cocina, con un mismo bien o un fin común y es el de transmitir nuestros sentimientos a través de los fogones.

Diario de Gastronomía .(12/11/2015). Cómo responde nuestro cerebro ante el estímulo de la comida.