Ya sea con el fin de generar contenido creativo para redes sociales o como parte de la estrategia de marketing digital para tu restaurante, la fotografía de alimentos es impactante, atractiva y una gran herramienta para dar a conocer tu concepto de negocio. Por eso, queremos darte esta guía práctica sobre fotografía, para que tú mismo experimentes, entiendas y hasta te animes a tomar las fotos de tus productos.

Ángulos fotográficos

Hacen referencia a la posición de la cámara frente al plato que vas a capturar, podrás ver muchos ejemplos en la fotografía gastronómica en Instagram o en otras redes sociales.

Estos son los tres ángulos que podrás usar en la fotografía de alimentos:

 

  • Ángulo frontal
Fotografía para hamburguesa

A través de este ángulo podrás mostrar la altura de tu plato, normalmente es utilizado para postres, bebidas, hamburguesas, sándwiches, para mostrar los ingredientes de la preparación o los acompañantes.

 

  • Ángulo cenital
Fotografía para bandeja de quesos

Este es el ángulo que te muestran las fotografías tomadas con una cámara justo encima del plato en una dirección directa hacia él. Podrás jugar con la ubicación de elementos como hojas, cubiertos, accesorios y formas geométricas.

 

  • Ángulo ¾
Fotografía para pasta con albóndigas

Este es nuestro ángulo favorito porque le da al espectador la sensación de estar frente a la comida. Podrás ubicar la cámara entre los 20 a los 70 grados, pero te darás cuenta que los 45 grados son perfectos para generar esa sensación.

 

Balance a blancos

Si alguna vez en un lindo día has tomado una foto al blanco de las nubes y cuando revisas la foto final pareciera un día gris, es porque te hizo falta un balance a blancos. En la fotografía de alimentos, los blancos y negros son muy importantes, por eso te recomendamos chequear las características de tu cámara o celular para hacer este balance manual o digitalmente.

Además de balancear los claros y oscuros, le dará más realce al rojo, el verde y el azul, así los colores se verán más llamativos y ninguno será el predominante. 

 

Composición fotográfica para platos

Este es el concepto más artístico de la fotografía, es aquí donde todo lo que quieres expresar sale a flote y donde podrás jugar con los elementos y los planos en tu preparación.

Inspírate con estas ideas de compasión:

 

  • Foco principal

Aquí la idea de “menos es más” se materializa, porque se basa en hacer que la foto se dirija a un solo punto focal. En la gastronomía se utiliza para resaltar un único plato en el que quieras concentrar toda la atención.

Fotografía para postre de chocolate negro

 
  • Composición triangular

Esta es una figura que por naturaleza atrae la mirada de las personas, trata de buscar elementos que al agruparse formen un triángulo y allí concentrarás la atención. 

Fotografía para sushi

 

  • Muy cerca

Acercar la cámara a tu plato le dará al espectador una visión tentadora de las texturas y los colores que has puesto frente de él

Fotografía para pastel de arcoíris

 

Enfoque

Este es un concepto más técnico en la fotografía de alimentos, lo que se busca es que entre la distancia de tu plato y la cámara haya nitidez en la imagen. Muchas veces pensamos que es tan solo obturar (disparar la cámara) y la fotografía ya quedará enfocada, pero es todo lo contrario, te recomendamos que revises las especificaciones técnicas de tu cámara o de tu celular y juegues con el foco, así te darás cuenta a qué distancia debes tomar la foto y el resultado de experimentar con esto te dará más ideas.
Fotografía para pastel de carne

 

Iluminación

Esta es la esencia de muchas de las tomas en la fotografía de alimentos, podrás controlarla de forma casera o con un equipo de iluminación básico compuesto de un reflector y una bombilla en espiral que no consume mucha luz, pero nuestra recomendación es que lo hagas con iluminación natural.

Mira muchos referentes en internet, te darán ideas de marketing digital para restaurantes desde una perspectiva visual. 

Foto estudio fotografía de alimentos

Podrás jugar con la iluminación de diferentes maneras:

  • Luz lateral: enfatiza volúmenes y texturas de los alimentos.
  • Luz suave: da una sensación más natural, como si tu espectador estuviera en tu negocio.
  • Luz natural: ubica tu plato junto a una venta y te darás cuenta cómo los rayos de luz se verán hermosos. 

 

Ruido

Son esos granos que aparecen en las fotografías, puede que aparezcan cuando se obliga a la cámara a captar la escena o por falta de iluminación. Trata de practicar con los conceptos anteriores y verás que el ruido desaparecerá de tus fotos.

Pon en práctica estos conceptos, intenta, falla y vuélvelo a intentar. La fotografía de alimentos es todo un arte, estamos seguros que podrás sacarle todo el provecho a tu creatividad a la hora de generar contenido creativo para las redes sociales, para tu menú o como material publicitario.

 

 

Si quieres ampliar más este tema, te invitamos a ver nuestro webinar ¿Cómo tomar fotografías culinarias para tus redes sociales?